La poesía de Pablo Neruda durante mucho tiempo han cautivado a las personas, pero especialmente aquellas que se encuentran íntimamente enlazadas con el amor. Es por ello que en esta oportunidad nos permitiremos conocer un poco acerca de las esposas de Pablo Neruda y cómo, a pesar de ser un poeta asombroso, sucumbió ante el sentimiento más humano: el amor, haciéndolo parte intrínseca de su maravillosa obra.

Poeta enamorado: esposas de Pablo Neruda

Para nadie es un secreto que fueron muchas las mujeres de Neruda y que este tuvo una vida en donde el amor a las mujeres era uno de sus puntos más fuertes. De hecho, muchos de estos sentimientos eran reflejados en su increíble y amplia obra. Lo cierto es que no se puede percibir en ningún otro poeta la intensidad con la que Pablo Neruda amaba a cada una de las mujeres que estuvieron en su vida.

Es importante mencionar que la necesidad de poder expresar cada uno de sus sentimientos mutó en lo que ahora podemos distinguir como su poesía. Esta que quedó como su eterno legado. Fueron las esposas de Pablo Neruda una gran parte de su vida y, además, esencial para lo que vemos hoy como su obra.

Pues, a pesar de que esta estuvo influenciada por la naturaleza y sus ideologías políticas y sociales, el amor fue un condimento especial que lo hizo destacar.

esposas pablo neruda

María Antonieta Hagenaar

Esta fue uno de los grandes amores de Neruda. El poeta la conoció durante su período de cónsul en Java. Ella era hija de holandeses y fue durante algunos años la primera esposa del escritor. Neruda, siendo extranjero, brilló ante los ojos de Maryka (el nombre en versión holandesa de María). Ella estaba realmente orgullosa de tener un marido como cónsul, no sabía español, pero comenzó a aprenderlo con bastante rapidez.

Su matrimonio se celebró el 6 de diciembre de 1930, específicamente en Betavia. Finalmente, Neruda le colocó el apodo de “Maruca”, un nombre chileno con el que fue conocida durante muchos años. Es precisamente con ella, la única de entre todas las esposas de Neruda, que tuvo la oportunidad de tener a una hija.

Lamentablemente, Maryka no encajaba con el mundo literario y bohemio de Neruda. Es por ello que, aunque Neruda la quiso mucho y muchos de sus poemas estuvieron inspirados en ella, su relación culminó en una separación temprana y, finalmente, en el divorcio.

Delia del Carril

Nacida en Buenos Aires, Argentina, estudia pintura en París. A sus 50 años conoce a Pablo Neruda, quién tenía 30, después de haber escuchado mucho de él. A pesar de que la diferencia de edad era considerable, esto no parece incordiar, pues su relación perdura durante 20 años.

Cuando Neruda es nombrado cónsul de México, la pareja se muda para dicho país y contraen matrimonio durante el año 1943, convirtiéndose Delia en una de las esposas de Neurda. Lamentablemente, este no es aceptado por la ley chilena debido a que no consideran legal su divorcio con Maryka.

neruda y delia

Sin embargo, en 1949, cuando Neruda se convierte en perseguido político y debe salir de Chile, la separación entre ambos se hace inevitable. En 1955 se separan definitivamente.

Matilde Urrutia

Entre las esposas de Neruda, esta tiene una importancia increíble debido a que inspiró su “Cien sonetos de Amor” que incluso tiene una dedicatoria a ella. Se conocieron durante 1946 y se reencontraron en 1949, en el exilio de Neruda como perseguido político. La cantante y escritora chilena tuvo una íntima relación con el poeta. Cunado en 1955 se separó de Delia, comenzó a vivir con Matilde inmediatamente.

último amor de pablo neruda

Fue en 1966 que pudo contraer nupcias con Urrutia, debido a que su primera mujer falleció. Cuando Neruda murió, Matilde Urrutia fue la responsable de publicar sus memorias “Confieso que he vivido”.

Conoce más sobre las esposas de Pablo Neruda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *