Todo sobre la carrera política de Pablo Neruda

Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, mejor conocido como Pablo Neruda tuvo pasiones diferentes a las de la literatura, y es que también se destacó como diplomático. Es oportuno conocer acerca de la carrera política de Pablo Neruda, la misma que lo llevó al exilio debido a sus tan inquebrantables creencias e ideologías.carrera política de pablo neruda

Inicios de la carrera política de Pablo Neruda

Cerca de los años veinte fue que Pablo Neruda se embarcó en tal travesía, parecía todo un aventurero adentrándose en terrenos que no solían ser a los que estaba acostumbrados, pues lo suyo era el amor por las letras.

Sin importar qué, siguió sus creencias, se dejó llevar por todas sus inclinaciones políticas, que en un primer momento le abrieron las puertas al mundo, le presentaron un punto de vista totalmente diferente al que estaba acostumbrado, esto lo llevó a otro nivel. La carrera política de Pablo Neruda es impulsada por su primer cargo como diplomático.

Era apasionado a su trabajo que viajó por miles de ciudades lejos de su natal Chile solo por trabajo, desde Singapur hasta Madrid, y cualquier otra ciudad remota donde fuera solicitado. carrera política de pablo neruda

Los problemas en la carrera política de Pablo Neruda

En su estadía en España ocurrió la guerra civil española, en la cual tuvo que abandonar el país. Sin embargo, Pablo Neruda se sentía parte del pueblo, parte de la causa. Uno de sus últimos cargos como diplomático fue el ser nombrado Cónsul para los Españoles en París.

Tal cargo le trajo muchas consecuencias, pues indudablemente, Pablo Neruda se dejó llevar por el sentir para ayudar a españoles. Es allí donde la carrera política de Pablo Neruda se ve de cierta manera truncada, y por tal razón vuelve a su tierra natal, a su querido Chile.

El regreso

Al llegar a Chile no dejó de lado su pasión por la política, incursionó en cargos importantísimos, hasta alcanzar un puesto en el senado. Pablo Neruda seguía difundiendo sus ideas políticas, solían ser comunistas y muy inclinadas a la izquierda, cosa que causaba furor en sus más grandes rivales de la derecha.

Duro varios años en el senado, siempre defendiendo y siendo fiel a sus más grandes ideales, nunca le tuvo temor a las posibles represalias que pudieran tomar en su contra. Todo lo contrario, pregonaba con más fervor sus ideas políticas.

El exilio

La carrera política de Pablo Neruda tuvo un final muy usual para los políticos, el exilio.  Al ganar su mayor contrincante las elecciones presidenciales, sabía que en algún punto sería perseguido, y así fue.

Por ello, prefirió esconderse en Chile por un tiempo para luego salir de Latinoamérica por tierras argentinas. Es así como se establece en Europa diciéndole adiós a su carrera política.

Evidentemente, su pensamiento se mantiene en la actualidad, es conocido incluso como el poeta comunista. Su carrera política evidenció su sabiduría, su grandeza y la manera como lograba dirigirse, era diplomático. Tenía una visión muy distinta a lo que se conoce como la izquierda en la actualidad.

Sus problemas que lo llevaron tan lejos de tierra natal se basaban en personales y políticos. Es que mantenía intacto sus espíritu y mientras eso ocurría no existía forma ni manera de que sus ideologías cambiaran. carrera política de pablo neruda

Segundo regreso

Cuando el peligro de ser apresado en Chile terminó, Pablo Neruda decidió volver, no como político ni como diplomático, volvió como un ciudadano más. La carrera política de Pablo Neruda fue homenajeada, tanto así que a su regreso fue recibido de la mejor manera.

No existió ningún impedimento para que Pablo Neruda pudiera realizar su carrera política. Fue siempre de espíritu libre y conservador, fuerte en ideales y un poeta comunista muy particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *